venerdì 18 marzo 2016

Poema 6 - Veinte Poemas de Amor y Una Cancion Desesperada

















Poema 6 por Dragon Borracho

Te recuerdo como eras en el último otoño. 
Eras la boina gris y el corazón en calma. 
En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo. 
Y las hojas caían en el agua de tu alma. 

Apegada a mis brazos como una enredadera, 
las hojas recogían tu voz lenta y en calma. 
Hoguera de estupor en que mi sed ardía. 
Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma. 

Siento viajar tus ojos y es distante el otoño: 
boina gris, voz de pájaro y corazón de casa 
hacia donde emigraban mis profundos anhelos 
y caían mis besos alegres como brasas. 

Cielo desde un navío. Campo desde los cerros. 
Tu recuerdo es de luz, de humo, de estanque en calma! 
Más allá de tus ojos ardían los crepúsculos. 
Hojas secas de otoño giraban en tu alma.


sabato 12 marzo 2016

Poesia Afghana - Meditazioni sull'Islam














La vita non è un problema da risolvere:
la vita è uno spazio di tempo da vivere.
Certo, Dio è bello e ama la bellezza,
certo, Dio è vita, e perciò ama ogni essere vivente.
Dal momento che noi tutti viviamo
abbiamo tutti il diritto di vivere nel modo più conveniente.













****

Studiando e meditando sull'Islam, ho trovato questa bellissima poesia, la quale mi ha davvero cambiato la giornata e la percezione della mia quotidiana fatica, sperando possa aiutare anche altri, la condivido volentieri con i miei lettori, ai quali vorrei innanzitutto ricordare un termine al quanto contemporaneo e modernamente abbinato alla concezione di guerra santa: Jihad.
Il Jihad è lo sforzo dell'uomo per convertire se stesso da pietra grezza a pietra levigata. è un percorso personale alla ricerca di Dio, solo un anima corrotta ed egoista può trasformare una fede di amore, rispetto e pace, in uno strumento di guerra, il male è nell'uomo.


giovedì 10 marzo 2016

Poema 15 - Veinte poemas de amor y una cancion desesperada - Pablo Neruda
















Me gustas cuando callas porque estás como ausente, 
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. 
Parece que los ojos se te hubieran volado 
y parece que un beso te cerrara la boca. 


Como todas las cosas están llenas de mi alma 
emerges de las cosas, llena del alma mía. 
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma, 
y te pareces a la palabra melancolía. 



Me gustas cuando callas y estás como distante. 
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo. 
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza: 
déjame que me calle con el silencio tuyo. 



Déjame que te hable también con tu silencio 
claro como una lámpara, simple como un anillo. 
Eres como la noche, callada y constelada. 
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo. 



Me gustas cuando callas porque estás como ausente. 
Distante y dolorosa como si hubieras muerto. 
Una palabra entonces, una sonrisa bastan. 
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.